Completos en Cristo

Me mostrarás la senda de la vida; En tu presencia hay plenitud de gozo; Delicias a tu diestra para siempre (Salmos 16.11).

Porque en él habita corporalmente toda la plenitud de la Deidad, y vosotros estáis completos en él, que es la  cabeza de todo principado y potestad (Colosenses 2.9–10).

PRINCIPIOS

1- Empecemos con definir PLENITUD:

Raíces hebreas:

Meló, abundancia, entero, lleno.

Rabáb, abundante, grandeza, inmenso, magnitud, numeroso, aumentar.

Sabéa y soba, llenarse a satisfacción, tener abundancia, colmar, hastiar, copiosidad.

Raíz griega: Pléroma, rellenar o terminación, lleno, plenitud, pleno, copiosidad.

La Escritura nos muestra que en Cristo esta la plenitud de nuestro Dios. Toda la esencia en forma completa, plena, total está en nuestro amado Salvador. Y nuestra esperanza y satisfacción está en que en Cristo tenemos absolutamente todo. Esa misma PLENITUD de Cristo la tenemos nosotros para expresar el poder del reino en esta tierra.

2- Imposible describir a Dios con palabras humanas, basta con ver su creación para conocer su esencia y su sustancia. El apóstol Pablo dice que Jesús es el resplandor de su gloria, y la imagen misma de su sustancia, y quien sustenta todas las cosas con la palabra de su poder (Hebreos 1.3). ¡¡¡En Cristo está contenido todo lo que es Dios!!! Lo que nosotros podemos ver en su creación y la manifestación de su gloria como el Creador del universo está contenido en el Hijo de Dios.

Esto es maravillosamente poderoso, y sin duda alguna, debemos vernos tal como describe el apóstol a la iglesia de Cristo: La plenitud de Aquel que todo lo llena en todo (Efesios 1.23). Cuando alcancemos a ver esta gran verdad para apropiarse de ella, vamos a ser llenos de la misma esencia, la sustancia de nuestro Creador. Entonces la PLENITUD vendrá sobre nuestras vidas de manera total.

3- Estamos creyendo que este año 2020 estaremos COMPLETOS para manifestar el poder de Dios para lo cual hemos sido diseñados. La iglesia en Corinto fue una de las más carismáticas que Pablo fundó. Sus discípulos fueron llenos a plenitud, de tal manera que les dice: De tal manera que nada os falta en ningún don, esperando la manifestación de nuestro Señor Jesucristo (1Corintios 1.7). Los corintios estamos plenos, completos en los dones espirituales, la demostración del poder de Dios era lo más común entre ellos. Por esto Pablo les escribe: Ni mi palabra ni mi predicación fue con palabras persuasivas de humana sabiduría, sino con demostración del Espíritu y de poder (1Corintios 2.4).

Esto debería ser para nosotros, como iglesia de los últimos tiempos, lo más común y normal. ¡Manifestar el poder de Dios de manera cotidiana!

4- Dios espera que este 2020 tomemos el desafío de creer que en Cristo estamos completos en todo para manifestar de manera natural la esencia que está en nosotros. El Espíritu ha estado trabajando fuertemente en nosotros como iglesia preparándonos para el esfuerzo que haremos en esta última fase en la tierra. El Espíritu está agudizando nuestra visión para ver de forma completa lo que el Padre desea que tomemos, Dios nos está dando territorio, se escucha el Salmos 2.8, pídeme, pídeme, pídeme, y te daré como herencia las naciones y como posesión tuya, HASTA los confines de la tierra.

¿Podemos entender esta visión de Dios? ¿Hasta dónde estamos conscientes de la temporada en que estamos viviendo? ¡Entenderlo es el primer paso para poseerlo!

PLENITUD es copiosidad, abundancia, tener mucho, poseer, establecer bajo todo el potencial que el Padre ha puesto en estas vasijas de barro.

5- Si esto no nos desafía, ¿que podrá desafiarnos? Dios está listo, lo podemos sentir en la lucha espiritual que se está llevando a cabo en el cielo. Los príncipes de Dios están peleando por nosotros para abrir camino a la llegada de toda la gloria que el Padre nos está entregando. El punto más inquietante es si estamos listos para recibir esa gloria que está tocando a nuestras puertas.

Dios siempre ha buscado un instrumento por medio de quién derramar esa gloria. Dios quiso tener un pueblo para él y encontró a Abraham; Quiso libertar a su pueblo de Egipto y encontró a Moisés; Era necesario confrontar a los profetas de Baal y de Acera, y encontró a Elías. En cada época Dios ha encontrado a las personas indicadas para cumplir con propósitos divinos. La pregunta es, ¿dónde estamos nosotros?

APLICACIÓN

El Espíritu ha venido sobre nosotros para equiparnos y entregarnos todo lo necesario para cumplir nuestro destino profético en esta tierra. Dios nos está dando lo que necesitamos, cual es nuestro llamado, es nuestro equipamiento. Somos responsables de disponernos como vasijas de honra para ser útiles en las manos de nuestro Señor y sumo comandante de su ejército en esta tierra.

DECLARACIÓN DE FE

Tomo ahora mismo el equipamiento que el Señor me está otorgando para estar completo en Cristo, decido caminar alineado a la voluntad de mi Padre y avanzar a dar frutos en abundancia. Esta es mi mejor temporada, estoy desafiado por el Espíritu a ver lo más grande de mi historia. Confieso que estoy listo, atento, para recibir la impartición del Señor a mi vida. Amén!!

ORACIÓN

Padre hermoso, estoy sorprendido de tu gracia y amor, sé que tu deseas lo mejor para mi vida, y estoy dispuesto a pagar el precio que sea necesario para ver tu poder obrando en mi vida. Caminaré tomado de la mano de mi Maestro para no equivocar el camino y ver la PLENITUD de aquel que lo llena todo. Amén!!

Con amor… Dr. José  Félix!!